Buscar
  • 13 Mirlos

4 POEMAS DE "ZUMBIDO" DE EMILY DICKINSON


 


Zumbido

Emily Dickinson

Traducción de Rodrigo Olavarría, Enrique Winter y Verónica Zondek

Universidad de Valparaíso Editorial. Valparaíso, 2018


 

113

Our share of night to bear —

Our share of morning —

Our blank in bliss to fill,

Our blank in scorning —


Here a star, and there a star,

Some lose their way!

Here a mist — and there a mist —

Afterwards — Day!




113

Soportar nuestra parte de noche —

nuestra parte de amanecer —

Nuestro vacío llenar con deleite,

nuestro vacío con desdén —


Una estrella aquí y otra allá,

¡algunos pierden el camino!

Una niebla aquí — y otra allá —

Y luego — ¡el Día!



277

What if I say I shall not wait!

What if I burst the fleshly Gate —

And pass escaped — to thee!


What if I file this Mortal — off —

See where it hurt me — That’s enough —

And step in Liberty!


They cannot take me — any more!

Dungeons can call — and Guns implore

Unmeaning — now — to me —


As laughter — was — an hour ago —

Or Laces — or a Travelling Show —

Or who died — yesterday!



277

¡Y qué si digo no voy a esperar!

Qué si reviento la Reja carnal —

y escapo apenas — ¡hacia ti!


Qué si archivo a esta Mortal — lejos —

mira adónde me duele — Suficiente —

¡y subo hacia la Libertad!


No me pueden agarrar — ¡nunca más!

Los calabozos llaman — y las Armas imploran

sin sentido — ahora — para mí —


como la risa — fue — hace una hora —

o los Encajes — o una Obra en Viaje —

o quien murió — ¡ayer!



376

Of Course — I prayed —

And did God Care?

He cared as much as on the Air

A Bird — had stamped her foot —

And cried “Give Me” —

My Reason — Life —

I had not had — but for Yourself —

‘Twere better Charity

To leave me in the Atom’s Tomb —

Merry, and nought, and gay, and numb —

Than this smart Misery.


376

Recé — por supuesto

¿y le importó a Dios?

Le importó tanto como a un Pájaro

en el aire — que pataleó —

y gritó «Dame» —

mi Razón — Vida —

que no he tenido — sino para Ti —

habría sido Caridad mejor

dejarme en la Tumba del Átomo —

Feliz y nula, alegre e insensible —

que este astuto Dolor.



1100

The last Night that She lived

It was a Common Night

Except the Dying — this to Us

Made Nature different


We noticed smallest things —

Things overlooked before

By this great light upon our Minds

Italicized — as ’twere.


As We went out and in

Between Her final Room

And Rooms where Those to be alive

Tomorrow were, a Blame


That Others could exist

While She must finish quite

A Jealousy for Her arose

So nearly infinite —


We waited while She passed —

It was a narrow time —

Too jostled were Our Souls to speak

At length the notice came.


She mentioned, and forgot —

Then lightly as a Reed

Bent to the Water, struggled scarce —

Consented, and was dead —


And We — We placed the Hair —

And drew the Head erect —

And then an awful leisure was

Belief to regulate —



1100

La última Noche que Ella vivió

fue una Noche Cualquiera

salvo el Morir — esto para Nosotros

hizo distinta a la Naturaleza


Nos percatamos de las cosas más pequeñas —

cosas antes pasadas por alto

gracias a esta gran luz en nuestras Mentes

en Itálicas — por así decirlo.


Mientras salíamos y entrábamos

de Su Pieza definitiva

a las Piezas de Aquellos que estarían

vivos Mañana, una Culpa


de que Otros pudieran existir

mientras Ella debía acabarse toda

Una Envidia por Ella surgió

casi tan infinita —


Esperamos mientras moría —

era un tiempo estrecho —

muy estremecidas Nuestras Almas para hablar

A la larga llegó la noticia.


Ella mencionó y olvidó —

luego suavemente como un Junco

inclinado hacia el Agua, luchó apenas —

consintió y estuvo muerta —


Y Nosotros — Nosotros ordenamos el Pelo —

y enderezamos la Cabeza —

y luego fue un alivio enorme

regular la Fe —

 

Rodrigo Olavarría (1979)

Es autor de las novelas Cuaderno esclavo y Alameda tras las rejas y el poemario La noche migratoria. Ha traducido libros de Herman Melville, Edgar Lee Masters y Allen Ginsberg, entre otros. Reside en Santiago.


Enrique Winter (1982)

Es autor del poemario Lengua de señas, la novela Las bolsas de basura y el disco Agua en polvo,entre otros. Ha traducido libros de G. K. Chesterton, Philip Larkin y Charles Bernstein. Reside en Valparaíso.


Verónica Zondek (1953)

Es autora de los poemarios Fuego frío, Un parto lento y Vagido, entre otros. Ha traducido libros de Gottfried Benn, Anne Sexton, Derek Walcott, June Jordan y Anne Carson. Reside en Valdivia.


130 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo