Buscar
  • 13 Mirlos

"ESTADO DE SITUACIÓN" DE MARCELO VELMAR: ANTICIPO

Actualizado: 17 nov 2021


 

Mi vuelo



Haber nacido con un ala rota

me impulsa cotidianamente

a inclinar el vuelo

hacia el lado inverso del reloj


De vez en cuando

planeo en círculo

sobre tejados malavenidos

con la obstinada fe de un ciego

Hasta que de hambre oficiosa

me aterrizo sobre mazmorras

o blancos mármoles de cementerio

(o sobre ingentes basurales

de consumo masivo)


me devoro a vista y paciencia

de los viandantes

la “carroña del poeta”


Haber nacido con un ala rota

me impulsa de vez en cuando

a detener todas las horas

con un disparo de reloj

a dejar sin habla los minutos

sin aire las palabras



***

Nada es tan simple


La cuestión es sencilla

dicen los sauces

que de lágrimas

nada saben


Pero alto es el riesgo de

adentrarse a un bosque

creyendo que nada ocurrirá

en ese pulmón que dibuja el aire

y pesa como piedra en la rama

mientras los pájaros

apagan migas de silencio

en la palma de una mano


Lo que no sabes

no lo dirá ningún bosque


Deja pues que ocurra nada

y que el otoño encienda

su retahíla de hojarasca

Que vuelva la tierra

a tener un simple respiro


***

Nudo


Están nuevamente los ebrios

desenredando el nudo de la noche


Luego como siempre

la vida está amaneciendo en el cuerpo

sin que nadie lo sepa

sin que nadie lo pida

sin que nadie la espere


La vida está amaneciendo

sin permiso de nadie

Y como un segundo

en medio del tiempo

sin aviso

desata una noche más


***

Kairos


I


Soy en el futuro

un respiro inválido

un pájaro sin queja

Sólo presencia en el poema

que entró por la ventana


II


El tiempo

viaja en nosotros hacia la muerte


Por ello vale encender cada mirada

dejar tatuada una parte del alma

en todos los jardines del mundo

en cada espacio compartido

en cada abrazo que es el único

en cada salida de amor

hay que dejar la vida enquistada

porque sólo vale el instante del respiro

el certero minuto

el redondo segundo del aire


***

Silencios

I


El río ha dado a luz un pez

La tierra un manzano


Respiro

para espantar la resaca de las horas

resaca de palabras que no alcanzan

para habitar un pensamiento


palabras que jamás verán la luz


palabras sin aire

que nutren el sigilo


II


Una habitación oscura

una piedra

una raíz


la distancia azul del horizonte

El silencio es un paisaje habitado

sólo por colores y fragancias


La danza de las formas


El silencio es la manzana del árbol

un pez en el río

 

Marcelo Velmar (Chillán, 1970). Ha publicado: Poemas a la carta (1995), luego vendrían: Pena de alumbramiento (1997), Mortales razones (Santiago 2009) y Estelado (2018)


Cuenta con inclusiones en diversas revistas literarias y antologías de poesía, tanto dentro como fuera de Chile. Su trabajo ha sido reconocido en diversos certámenes literarios del país. Algunos de los poemas de su libro Mortales Razones, son reconocidos con Mención de Honor y Mejor Poesía Extranjera en el Concurso Internacional de Poesía, Junín País 2010, en la República Argentina.


Destacada es también su labor, en los últimos años, como gestor cultura y promotor de diversos espacios de encuentro, para la difusión de la creación poética, de autores nacionales y extranjeros.




77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo