top of page
Buscar
  • 13 Mirlos

VÍCTOR HUGO DÍAZ: "HECHIZA" POEMAS ANTICIPADOS


 

Hechiza. Poemas anticipados

Víctor Hugo Díaz

Editorial Cisnegro. México DF, 2016


 

Hechizo/za: adj. Artificioso, fingido.//

Postizo, sobrepuesto, portátil.// Hecho o

que se hace según arte.// m. Cualquiera

cosa supersticiosa de que se valen los

hechiceros en el ejercicio de sus vanas

artes.






LA CASA EN EL ÁRBOL

(Hechiza)


Donde se bifurcan los brazos más fuertes

del tronco, está el living


Ahí descansa sus días el saco de dormir


Unas ramas arriba hay habitaciones

protegidas por el follaje perenne


Sus ocupa son recuerdos olvidados

y la ropa: una bolsa plástica negra

para cada clima


En la planta baja, el dormitorio

empotrado hace años sobre raíces que han ido creciendo

con toda la comodidad que brindan

las tablas y el fierro


-A veces vienen del Municipio y lo pintan gratis-


Al silencio, le gusta venir a sentarse

Permanecer despierto

y escuchar lo que habita en las pesadillas

que se acumulan noche a noche

cabeza sobre cabeza

en las almohadas rígidas

de las bancas del Parque:


1- La textura y el tacto de ciego

leída en el blindaje del vehículo policial:

un alfabeto escrito a piedrazos.


2- La cama deshecha, que anuncia que nadie duerme.


3- El que extraña a alguien demasiado tarde

sin saber en qué terminaron las cosas:

el sonido que hace una moneda al caer.


A veces, vienen los del Municipio…

…y nos pintan el dormitorio gratis.



HASTA QUE LA VETA SE ACABE


Cae a gotas

rodando

y llega a su máxima velocidad

después de alcanzar la cima del pómulo


Es metal de Fundición

es cobre líquido

cobre fundido


El salario justo

en un país donde no se llora en público


donde todos trabajan de dobles

pareciéndose a nadie.



PARQUE SIN DIVERSIONES


Ojos vidriosos y una mirada transparente.

Haciendo todo mal, pero después de la lluvia.


Se pueden ver los aromas y tocar el color de una ciudad

que por una hora casi con sol

vuelve a ser bosque.


La hoja seca esperó durante meses su otoño

pero ya está de espaldas desde anoche


caída sobre el piso de tierra en un amanecer húmedo

Piso de arena gruesa y Parque vacío

cuando ver hacia arriba es mirar el suelo


donde hay más hojas secas terminales

que el aletear violento de un pájaro aterrizando

mueve a otros sitios.


La corteza forma el rostro fome*

que identifica a las últimas palmeras

de clima templado: jubaea chilensis

(signo distintivo del Parque, su mancha:

huella digital en el mapa, el tesoro y un cuerpo)

El cara de palo” que año tras año

se superpone al anterior

como capas de estuco y pintura


Dermis que cicatriza a la velocidad de los árboles

en este “Parque con ventanas

donde la voz del francotirador me habla

me apunta

pero no a mí.

Es sólo otra violenta emboscada de alas

Aplauso de palomas pobres que estalla en vuelo

desde las bolsas de basura de ayer, rotas por perros

a distancia de víctima

ante la frenada del camión recolector.


y justo hoy, un domingo… tal vez el niño.

La rueda sin fortuna que no gira

Un Parque sin diversiones

en el día más feliz de esta tristeza.


*Aburrido, sin encanto.



SE DEJAN GANAR


El último de estos días Feriados

es una escalera mecánica, pública

que va de subida

que sólo sube

donde la entrada se cobra al llegar.


Hoy se ha paseado dos veces por la cuadra

de esquina a esquina preguntando por brillo

el brillo de un día nuevo, pero del bueno

qué tanto, uno envasado ¿qué tiene?

¿quién tiene?

Sólo una dosis pequeña para cuando la cosa no va

y no se provoca generosidad en una Población

donde se anda perdido

o cuando se aprende un nuevo estatuto en la cama

y la Ley antigua se olvida.


La pareja de ciegos con hijos

lo consumen siempre, todos los días

brilla, pero ellos no lo ven

porque nunca se han visto pero se conocen


cada parte de sus cuerpos es un color.


A otros, les retiran las sobras

desde la mesa del restorán chino

mientras hablan como si no supieran, así se conoce

sin preguntar a dónde van

esos desperdicios que brillan.


La otra forma es no querer ver

y taparse los ojos con la mano


pero con los dedos entreabiertos.



ANTES DE LA AUTOPSIA


El carroñero la saborea cuando quiere

ahora que el aire no vale nada


nunca sabrá cómo brilla de verdad.


Como esos tipos con suerte

que encontraron el cadáver de Marilyn


que palparon su textura

recién endurecida, helada

que recorrieron sus extremidades

y donde se reúnen.


Ninguno antes tuvo tanta impunidad

para conocer ese cuerpo y clasificarlo.


Se quedan fríos, temiendo a todas las veces

en que la imaginaban desnuda, pero tibia.


Ahora se sigue el procedimiento

ahora

ahora que no brilla.



MUERTE DE JUGUETE


A veces te imagino

bajo un frío sol de invierno

mientras recuerdas todo esto que pasó

hace tantos años.


Sabes, al crecer la ropa se ajusta

a la deformación de nuestros cuerpos


Como el conteiner de basura

afuera del asilo de ancianos

que cada cinco días

espera su viaje al vertedero


que se acostumbró a secretos olvidados

a desperdicios en bolsas negras valiosas que no pasan de moda


cuando dormir es tiempo útil

y estar despierto perderlo.


De haberla visto pensarías que es un juguete

un juguete que los aleja

que no invita a jugar a sus enemigos

El arma Hechiza de un superhéroe

con el poder del rayo y el trueno.


¿Pero y si soy yo el que recuerda

esto que pasó hace tantos años


imaginado por ti?


Yo el tesoro, el cofre con riqueza

y el cráneo infantil destrozado

que se encuentra al final del arcoíris

Lacrimógeno

humeante entre hogueras de Protesta


al final del arcoíris donde vino a impactar

esta bala anónima


El disparo al aire que me eligió


bajo este frío sol de invierno.

 

Víctor Hugo Díaz (Santiago de Chile, 1965). Ha publicado La comarca de senos caídos en 1987, Doble vida en 1989, Lugares de uso en 2000, No tocar en 2003, falta en 2007, Antología de baja pureza 1987-2013 en 2013, México, DF, Hechiza, poemas anticipados, México, 2015, incluido en Antología de la Poesía Chilena del Siglo XX, Ediciones Vitruvio, España, 2016 y Lo puro puesto, 2018. En 1988 obtuvo la primera Beca de Creación Taller Pablo Neruda. El año 2004 ganó el Premio Pablo Neruda en su Centenario, por trayectoria poética, otorgado por la Fundación del mismo nombre. Sus poemas han sido publicados en diversas revistas y antologías, además cuenta con numerosos textos críticos y estudios acerca de su obra.

117 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page