top of page
Buscar
  • 13 Mirlos

DESHABITACIONES


 

Por Eleonor Concha Venegas



Deshabitaciones

Luis López

Marciano Ediciones. Santiago, 2020

 

Hacer justicia a un texto literario, es una empresa difícil, más aún, ante la lectura de un texto poético. Para hacerlo, he descubierto que los textos se marcan, subrayan y es necesario en la materialidad, intervenirlo, para así quejarse de ellos o amarlos, o ambas cosas si es posible, como cuando lees a Somerset y te remuerde las entrañas ver a sus personajes someterse. La poesía de Luis López, en su poemario Deshabitaciones merece este ejercicio de justicia. El hablante lírico de los poemas pervive en la nostalgia de las cosas, de las relaciones idas, de los no-espacios, aquellos negados y renegados en su continua deshumanización. En los poemas, también surge la infancia, la voz de lo que fue, lo perdido, la abuela... temas recurrentes que aparecen en los textos más entrañables, y que permiten al lector "nos arrope esa infancia huérfana que abandonamos" (Game over, p. 49). De algunos textos surge la intertextualidad, la cita incluso, lo que nos permite ver de dónde bebe el autor de los poemas, de ahí que el verso "vendrá el otoño, tendrá tus huellas" del poema Sur (p. 46) nos lleve al tan recordado poema de César Pavese "vendrá la muerte y tendrá tus ojos" poema que nos trae la misma atmósfera que el de López. Sin embargo, lo más destacable del poemario surge cuando el hablante resiente su propio olvido, es el hecho de no reconocerse y de no ser reconocido, lo que parece lo más fundamental, el olvido, el temor que conlleva, la certeza de que aquello ya ocurrió respecto de muchos, el temor a la muerte final, esa de la que sólo algunos, como Dante, están excluidos. Así, los versos se van enlazando "Volví entonces a ser el desconocido" (Desconocido, p. 41) con el logrado poema Gueto (p. 22) donde ser un paria, un habitante del gueto y ser el gueto, es una sola cosa, mientras las resistencias se yerguen firmes, esperando el momento del derrumbe. Por último, también hay en el poemario una melancolía de finales, de aeropuertos, del fin del amor, que transita en diversos poemas, con versos "de ganzúa que retarda el fin" (Co, p. 16). Leer con atención, respeto y cuidado un texto poético, permite obtener de este la experiencia del poema, asir por un instante, el alma de otro. No deje de leer este poemario, introdúzcase en él, como cuando inicia una amistad que quiere perdure por siempre.

 

Eleonor Concha Venegas (Santiago de Chile, 1972). Abogada de la Universidad de Chile, Magister en literatura chilena e hispanoamericana en la Universidad de Playa Ancha (2022). En el año 2016 publicó su primer libro de poemas con RIL Editores cuyo nombre es Par de Dos, el año 2018 publicó con Mago Editores su segundo poemario llamado Viceversa, y en el mismo año recibió el primer premio del concurso nacional de poesía Oscar Castro, con el poemario El dolor de los huérfanos. El año 2021, se lanza una nueva edición del mismo libro, esta vez por Mago Editores, parte de la colección poeta Raúl Zurita y a la vez, en la misma casa editorial, publicó el libro Nosotros, los suicidas, en la colección Escritores Chilenos y Latinoamericanos.


Luis López González (Santiago, 1965). Hexagramas (2019).



43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page