Buscar
  • 13 Mirlos

HORACIO ELOY: POEMAS

Actualizado: 16 oct


Puente de los carros


Sobre el puente de fierro

párrafos y párrafos de fritangas

esparcen su discurso.


Indiferente al perfume de tomates,

a esa percusión de cementerios,

el mapa se arrima

sobre sus meridianos,

sobre esas aguas turbulentas,

sobre ese puente de los milagros.


Sus sueños certeros

envuelven la pérgola de la Avenida La Paz

y aquel patético obelisco

donde desahuciados graffitis

asaltan el pavimento

como pulgas y profecías.


Las calles sin aliento

flotan sobre los ecos del torrente

que no cesa su discurso.


El puente clausurado

traduce el dialecto del río,

extraviados poemas

que se hunden

y vuelven a respirar.


Plaza Gacitúa


Erguíanse soberbias las carpas

de los circos

entre Tocornal y Carmen,

carpas de los circos

en los años 40

nos relata un viejo clown.


Enrejada la plaza en estos días

cobija los sueños de malabaristas

con parkinson

y antiguos domadores sin cabeza.


A sus espaldas en calle Victoria

sobreviviendo el Unión Carmen

el más glorioso y alcohólico

club deportivo de la comuna.


En ocasiones el frío e impersonal

lenguaje de los cuchillos

conspiró contra la proclividad

de aquellos árboles para el amor.


Sin embargo

el sol sobre los pastos

continuó siendo mágico

para todos los heraldos

del caos y la desmesura

que descendían

riendo desde el humo

a esta plaza de barrio

pintada a pedazos

a ladridos y maullidos.


Plazoleta de La Merced


Con sus palmeras flameando

esta plazuela fugaz despide y saluda,

Enrique Santos Discépolo

soñó desde allí el Carillón de la Merced.


Llega y retorna sibilino

un aroma de conejo escabechado

desde el viejo Parrillón

refugio de poetas y almas en pena.


En su follaje reposando la escultura

de Antonia Salas de Errázuriz,

sus descarriadas ovejas

le brindan maldiciones

desde el lejano “Buen Pastor “.


La plazoleta indiferente

respira el habitar

de las ausencias.


Puente Patronato

¿De dónde vienen estas imágenes

y dónde naufragan?


Un río que la muerte repliega

pues va a dar al mar (que es el morir).


Una anciana pordiosera

¿mi vieja tía ciega?


Esa iglesia gótica

apuntalando el cielo,

ahí celebró misa el Padre Pizarro

candidato del Partido Comunista

a la presidencia de Chile.


Árabes con pasaporte turco

hicieron suya esta geografía.


Nosotros como el viento

nos instalamos tenues y sencillos

a gozar del sol y los pájaros.


Una cancha de tenis

instalase en esta borrosa postal.


Puente Bulnes

En este puente sin memoria

solitario el poema

atraviesa el río,

palabras abandonadas

que emergen y se sumergen.


Joan Alsina, sacerdote español

mira los ojos

de su asesino uniformado.


El poema se desangra.


Los automóviles indiferentes

cruzan a gran velocidad.


El poema abraza

a sus muertos

para que no abusen

del olvido.


Nocturno


Recuerdo a Teillier

¿será por el tren

que no se detiene

y al cual nadie sube?


Todos duermen


Colgado de mis ojeras

voy tras el vino,

la noche

cubre todo

absolutamente todo

menos

este vagón

que arde

por dentro.

Hotel


Este hotel

huele a fantasmas,

este hotel

respira azufre y puñales,

sombras deshilachadas

cuelgan de sus paredes,

una coreografía de cicatrices

avanza por sus pasillos.


No son tus quejidos

peregrinando estas sábanas,

no son tus nalgas acechando

estos espejos.


Este cuarto está cargado

amorcito mío,

vístete y busquemos otro sitio,

acá atisban otras pupilas,

en este hotel no pasa,

alguien nos ganó la mano

cosita mía.


Este hotel

está teñido

de un luto

aún inconcluso.


Fotografía: Ximena Ossandón

 

Horacio Eloy (Santiago, 1955). Poeta, cuentista, gestor cultural y profesor. Es autor de los siguientes libros: Tres poetas (1985), Paisajes de milagros (1990), El cielo a pedazos (1995), Rituálica de despedida (2001), Plazas parques puentes (2008), Ultima función (2012), Su obra ha sido reconocida por el Área de Literatura del Fondo de Desarrollo de la Cultura y las Artes (1996) y por las Becas de Creación Literaria para escritores profesionales del Consejo Nacional del Libro y de la Lectura (1998, 2005). Colaborador diversos medios periodísticos y culturales como el suplemento Literatura y Libros del diario La Época, Pluma y Pincel, El Siglo, etc. Su última obra el libro de investigación y crónica: Revistas y publicaciones literarias en dictadura (1973-1990), recientemente reeditado.

130 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo