Buscar
  • 13 Mirlos

LA CASA BAILARINA

Actualizado: 10 may 2021

Leo Lobos

 

La casa bailarina

Leo Lobos

Mago Editores, Santiago, 2020

 

La casa bailarina

A Frank Gehry


Él no puede escapar de su firma,

y no sigue receta alguna para

estas edificaciones desde

Sillicon Valley hasta el

Walt Dysney Concert Hall

desde el nuevo campus para Facebook

hasta el Museo Guggenheim de Bilbao

de los edificios de Londres hasta

su casa bailarina de Praga

solamente hacer a los demás

lo que a usted le gustaría para sí

como la regla de oro del Talmud:

el respeto por la persona que está

al lado tuyo

como al maestro Mier Van der Rohe,

quién repetía sin cesar,

Si algo es bueno es bueno y ya

sé un buen oyente y presta atención

a tu tiempo y a tu lugar

mal humorado

pero

dulce



Lo quemé

todo de

asombro

y

luego

todo

se

apagó


Instrucciones para viajar al espacio

Si no se calculan

los riesgos se corre el peligro

de abandonar el carro de la causalidad

ese extraordinario vehículo

acelerador de la conciencia

el pálido

silbato

de

un

tren

perdido


“Ten más de lo que muestras, habla menos de lo que sabes”

William Shakespeare


“La flor donde se posan los insectos es rica de matiz y de perfume”

Salvador Dalí


No abandones la nave

No abandones la nave

no abandones la nave sin tu traje espacial

nadie sabe en qué estación del multiverso

la proa al aire se detendrá

recordarás apenas tu propia

situación en el mundo

mantén el equilibrio entre

el espacio y el cuerpo

hasta

ascender

pausadamente

los recuerdos vendrán a alas desplegadas



“Tú cuerpo acabará donde comience para mi”

Eunice Odio


He perdido tantos poemas

Tantos poemas

que escuche de gracia

tantos que no escribí

poemas que olvide

la vida ha estado llena

de terribles desgracias

la mayoría de las cuales nunca sucedieron

que gran silencio

la solemne luz de mi ciudad interior

en el fondo un poema es algo

que no se ve



Los labios de la boca de un libro


La mosca anda cabeza abajo por el techo

así las personas por la calle

vértebra sobre vértebra

un anhelo totalmente ilimitado y unas

pocas palabras:

deseo, valor y simulacro,

un triángulo incansable

como los labios de la boca de un libro

que nos domina y constituye

un viaje que viaja con nosotros

unas pocas palabras

lo único que necesitamos

para entender tanto

crujido sobre crujido

desde el día meridiano

hasta las auroras actuales

la misma mecánica de los animales

el mismo hilado amanecer

la misma luz esbelta

como flores en la noche

justo cuando el sol reposa

eones de tiempo y multitud

el ser que permanece habita

en el umbral de un mundo nuevo



Del misterio

En el lugar donde la lluvia

te transforma en ancha luz

sobre las piedras

un aeroplano sobre un cielo despejado

un paracaidista azul y blanco

a contraluz


Actor

Si pudiera ensayar

un martes

o

un jueves

un viernes

un fin de semana entero

con unas líneas que aún desconozco

de una obra de teatro pronta

para su estreno

A Roberto Hoppmann



La música del lenguaje


Soñaba con extensos campos

el zumbar de abejas de cristal

liviandad y naturalidad

buscar siempre

un nuevo sol en un cielo irregular

un amplio vestido que muda su color

escribir la música del lenguaje

es también aprender a vivir

el espíritu que encarna en las palabras

A Águeda Jofré y Nicolás Rocco



Epizootia


No quedan escenarios

estás solo en tu casa

no te disfraces de ti mismo

en un paisaje interior

respeta el material de las palabras

que fueron escritas en silencio

El arte es la más alta esperanza

un extraordinario acelerador de la conciencia

convierte lo invisible y provoca sensaciones

reúne a las personas

congrega en un mundo cada vez más solitario


El arte libera del dolor, de la insatisfacción y el caos interior

trabaja con ellos y te transforma


Hay tanto por hacer, por conectar

la esperanza de llegar o de


 

Leo Lobos (Santiago de Chile, 1966). Poeta, ensayista, traductor, artista visual y gestor cultural. Laureado UNESCO Aschberg de Literatura 2002. Ha publicado entre otros: Cartas de más abajo (1992), +Poesía (1995), Perdidos en La Habana (1996), Ángeles eléctricos (1997), Camino a Copa de Oro (1998), Turbosílabas. Poesía Reunida 1986-2003 (2003, 2016), Un sin nombre (2005), Vía Regia (2007), No permitas que el paisaje este triste (2007), Nieve (2013) Corazón (2108), Fernando Pessoa. El escritor múltiple de Lisboa (2018) y La casa bailarina (2020). Su obra ha sido traducida al portugués, inglés, italiano, árabe, alemán, francés y holandés.









430 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo