top of page
Buscar
  • 13 Mirlos

"LOS EXTRAVIADOS" DE CLAUDIA VILA MOLINA: 5 POEMAS

 

Pesquisas


He estado buscando la esencia del mundo

en los habitantes de mi ciudad

y he recorrido todos los escondites

pero tú no estabas

aunque vi debajo de los cartones

muchos quisieron huir

y albergarse dentro de mi mente

los demás escuchaban los relojes

y seguían palpitando

entretanto yo ofrecía mi cuerpo a la luna

y ella miraba a través de los espejos

la cara oculta de todos los hombres.




Memorias sin rumbo


Recuerdos se cobijan en ese túnel, son borrosos desprendimientos de mi memoria que perpetúan

las ansias de salir. Sobre una montaña podemos ver los esqueletos y sus sombras son las muertes

de todos mis refugios. Más allá, la lluvia termina en tus ojos y más acá, los niños juegan, más acá

o más allá volveremos por nosotros mismos, seremos perpetuamente plagiados y nunca más

seremos el uno ni el otro, no habrá oscuridad. Los ojos finalizarán su viaje en la punta de los

cerros, la colina derramará una lágrima negra, aquellos espacios serán llenados de improviso y una

ola se perderá para siempre.


Desnudez terrenal


Hace algunos años, el viaje volvió a rescatarnos y cada vez que mi mente se halla extraviada, los

colores cambian continuamente. Tú y yo nos envolvemos en estos lazos y descubrimos el sentido

y así desnudas podemos atarnos a las raíces y volver a los ritmos de la tierra. Nuestras hojas

comienzan su verdadero peregrinaje, saltamos las líneas que nos mantienen separadas, porque el

dolor se vuelve arcilla y es un rastro que quisiéramos desconocer; pero el canto tiene otros

matices, llamaradas diferentes: bocas se alimentan del tiempo y ojos comienzan a mirar.


Mutación


Extiendo mi mente hacia las colinas

y encuentro libertad

septiembre cruza como grito atormentado

los ríos desaparecen

la noche entierra a sus muertos

y los ojos sangran porque no saben reír

los árboles tejen una corona a mi alrededor

y una gota se desliza por mis ojos

como escaleras que brotan desde lo profundo.


Bosque


Desde el puente la luz se hace navío

y cede pensamientos en un paisaje de otoño

Retrocedo, me albergo en este pasado

y un rápido batir me lleva hacia los ojos del bosque

diciembre es solo una ráfaga

y los pájaros son niños que parten la memoria.


 

Claudia Isabel Vila Molina (Viña del Mar, 1969) Profesora de Lenguaje y comunicación (PUCV), poeta, editora, correctora de textos, crítico literario y estudiante de Magister en Literatura Comparada en la Universidad Adolfo Ibáñez (2023). Ha publicado: Los ojos invisibles del viento (Quilpué, 2012), Poética de la erótica, amores y desamores (Santiago, 2021) y Los extraviados (2023).

74 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page